La visita virtual 360º de la Catedral de Tarazona invita a conocerla y nos permite adentrarnos en los diferentes recintos de la Catedral, «pasear» por sus naves, acceder a las múltiples capillas y ver con detalle los numerosos elementos artísticos que la catedral alberga, tanto de pintura como de escultura. También podemos ver el claustro y visitar la exposición «Reencuentros con la catedral.»La Catedral de Tarazona. Plan Director y Restauración» ubicada en el ala norte del claustro.

La visita virtual se ha realizado dentro del Plan de Competitividad Turística de la Comarca de Tarazona y el Moncayo.

La Catedral de Santa María de la Huerta de Tarazona está declarada «Bien de Interés Cultural» desde 2002. Las obras comenzaron a mediados del siglo XII y se data en 1235 la consagración de la cabecera. Han sido continuas las remodelaciones realizadas de acuerdo a la estética de cada momento, conviviendo los diferentes estilos de forma singular. Así se puede distinguir el más puro gótico francés, el mudéjar en el magnífico claustro, en el cimborrio y en la torre o toda la remodelación interior renacentista con elementos de pintura mural únicos en Europa. La importancia de esta catedral viene dada por esta original y variada convivencia de estilos y por los importantes hallazgos arqueológicos y artísticos revelados tras la restauración.

Tras una larga y compleja restauración de casi 30 años la Catedral está perfectamente acondicionada para su visita y uso litúrgico a pesar de que algunas zonas del edificio permanecen pendientes de restaurar.

Tarazona, vista general. foto: Ramón Salanova Aznar

Tarazona, vista general

El claustro de la catedral de Tarazona

Destaca por la originalidad de sus múltiples y variadas celosías de yeso cerrando sus vanos y por sus grandes dimensiones. Su construcción se inició en 1504 considerándose un mudéjar tardío pero a lo largo de los siglos se fueron añadiendo capillas que fueron derribadas en la restauración realizada en 1940.

El interior de cada galería se divide en siete tramos cubiertos con bóvedas de crucería con terceletes que descansan en ménsulas decoradas. El exterior mirando al patio cada fachada se divide con grandes contrafuertes decorados en cinco grandes arcadas. Estas grandes arcadas albergan cinco vanos de medio punto revestidos con celosías de yeso que ofrecen un variado y sugerente juego de luces tamizadas y sombras.

Desde el interior del patio del claustro podemos seguir observando los elementos mudéjares de la catedral si elevamos nuestra mirada hacia la torre y hacia el cimborrio.

Detalle de las celosías del claustro. foto: Ramón Salanova Aznar

Detalle de las celosías del claustro

El ala norte del claustro se aprovecha como excepcional espacio expositivo para la exposición organizada por la Fundación Tarazona Monumental en la que se muestran las labores de rehabilitación y restauración del templo

Tarazona

Desde el puente sobre el río Queiles podemos ver la fachada sur del casco histórico de la ciudad e introducirnos por las callejuelas de la Judería y el barrio del Cinto para apreciar todo el conjunto monumental de la ciudad. El casco antiguo fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1965 y en el han dejado huella a lo largo de su amplia y rica historia las diferentes culturas que han protagonizado sucesivamente la vida de Tarazona.

Iglesia de la Magdalena y Palacio Epsicopal, Tarazona

Destaca su característico entramado urbano de barrios altos, cuestas, callejuelas, casas colgadas, caserones, arcos y pasadizos completado con una extensa riqueza patrimonial de palacios, iglesias, conventos y el ayuntamiento con su famoso friso conmemorativo.Y en la parte baja de la ciudad resaltan la plaza antigua de toros, el Palacio de Eguarás y la espectacular catedral de Santa María de la Huerta.