En Sopeira, aguas abajo del congosto de Escales en la margen derecha del Noguera Ribagorzana y rodeado de roca y agua se sitúa el conjunto monástico de Nuestra Señora de la O de Alaón. El conjunto lo domina la iglesia que es la que mejor estado presenta. Fue levantada sobre edificaciones anteriores y consagrada como de Santa María de Alaón en  el año 1123 por San Ramón obispo de Barbastro-Roda. El monasterio vivió su momento de esplendor a inicios del siglo  XII y mantuvo la vida monástica hasta la exclaustración del siglo XIX.

Acceder a la panorámica del claustro del Monasterio de Alaón

Acceder a la panorámica del claustro del Monasterio de Alaón

Del conjunto monástico apenas quedan restos del claustro y de la sala capitular. El espacio claustral estuvo hasta hace pocos años inaccesible, lleno de escombros y colmatado hasta gran altura. En la actualidad se puede acceder  por su puerta original en el muro norte de la iglesia y distinguir la posición de las columnas y los arcos gracias  a los restos de las basas conservados. Es en estos detalles donde merece la pena detenerse, en la variedad de basas de columnas que nos permiten imaginarnos como fue el claustro.

Claustro del Monasterio de Alaón

Claustro del Monasterio de Alaón

También podemos distinguir un lauda funeraria empotrada en el muro norte de la iglesia y la localización de la sala capitular gracias a los arcos tapiados  presentes en el muro de la actual sacristía.  La actual torre campanario es del siglo XVIII aunque se distinguen elementos paramentales de la antigua.