Sala capitular del Monasterio de Veruela

El abad reúne aquí a la comunidad para informarla; después de la iglesia es el lugar más solemne del monasterio donde toman el hábito los monjes y generalmente son enterrados los abades, cuyas lápidas sepulcrales ornan la solería. En el muro norte se encuentra la sepultura de Lope Ximénez, señor del vecino lugar de Agón, tallada en piedra policromada de finales del s. XIII. En el muro opuesto, también bajo arcosolio y tallada en piedra policromada, la del abad Sancho Marcilla Muñoz (finales del s. XIV). En el antepecho sur de la arquería que cierra la sala hay grabados unos módulos arquitectónicos y medidas del s. XIII. Encima se encuentra el antiguo dormitorio común.